BBVA remonta la crisis por el covid siendo uno de los bancos europeos más rentables

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

La entidad ha generado un resultado atribuido de 3.727 millones de euros (excluyendo extraordinarios) en los primeros tres trimestres del año lo que representa un aumento del 84,9% frente al mismo periodo del ejercicio anterior.

En términos generales, este aumento viene explicado por las menores dotaciones de provisiones, que se han reducido en un 48,5% tras el fuerte esfuerzo realizado en 2020, y una positiva evolución de las comisiones que aumentaron en un 14,2% consolidándose como una de las principales palancas que están utilizando los bancos españoles para incrementar sus ingresos.

La entidad se sitúa así como uno de los bancos europeos más rentables y eficientes del conjunto de la zona euro, beneficiado en gran parte por la elevada rentabilidad de sus filiales en mercados emergentes. Tras las últimas operaciones corporativas realizadas como la venta del negocio en Estados Unidos y la propuesta de OPA sobre las acciones minoritarias en Turquía, el banco de origen vasco ha variado la proporción 50-50 de beneficios obtenidos en mercados maduros y emergentes a un 30-70 a favor de los segundos.

Esto, aunque eleva el perfil de riesgo de la entidad, se traduce en una mayor presencia en mercados que escapan del difícil entorno sectorial europeo caracterizado por unos tipos de interés históricamente bajos en los últimos años.

Digitalización

Destaca la posición de liderazgo de la entidad en aquellas geografías donde opera y la capacidad del banco de adaptarse a la digitalización de su modelo de negocio siendo una de las compañías pioneras en este ámbito a nivel europeo y que le dota de una ventaja competitiva sobre otros bancos tradicionales.

En esta línea, el banco ha iniciado su actividad recientemente en Italia como banco puramente digital en el país transalpino intentando aprovechar la buena valoración que recibe por parte de sus clientes en sus dispositivos digitales. En lo que se refiere a la morosidad, la principal preocupación de los supervisores en la presente crisis, BBVA ha experimentado un ligero repunte pasando del 3,79% con el que finalizó 2019 al 4,0% de septiembre de 2021. Los programas públicos de apoyo por parte de gobiernos y bancos centrales alineados con las medidas transitorias de los reguladores han permitido a los bancos españoles contener el nivel de impagos favoreciendo la actividad del crédito.

La desactivación escalonada de estas medidas apunta a un incremento de los non-performing loans¬, especialmente en los préstamos corporativos con garantía del ICO que fueron a parar en mayor proporción a sectores más vulnerables.

Morosidad

En todo caso, no esperamos que la intensidad de la morosidad alcance a la vivida en la anterior gran crisis.

Por último, no podemos obviar la posición aventajada en la transición ecológica, tan importante en los planes de la Unión Europea, donde el grupo ha alcanzado el compromiso de canalizar 200.000 millones de euros para el 2025 en proyectos que impulsen la transición ecológica y la mitigación y adaptación al cambio climático.

En este sentido, 2022 será un año clave al celebrarse por primera vez en Europa las primeras pruebas de stress de riesgo climático fijando una referencia para todas las entidades bancarias de cómo abordar sus riesgos ESG y su posición actual ante uno de los mayores retos que tienen por delante.

 

Fuente: cincodias.elpais.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *