Caixabank apuesta por las hipotecas fijas

En el contexto actual, elegir hipoteca debe hacerse con cuidado debido a los continuos cambios en los tipos de intereses, que pueden influir directamente en la decisión.

CaixaBank lo aclara: ¿hipoteca fija o variable?, ¿cuál es la mejor opción o recomendación? Es el gran y eterno debate, puesto en primera línea de la actualidad después del anuncio de las subidas de tipos de interés del Banco Central Europeo como escudo ante la inflación. Su consecuencia más inmediata es que lo hará, dentro de ese grupo, el Euribor, el tipo de referencia general de las hipotecas en España.

Como la luz, los combustibles o determinados productos de primera necesidad, el Euribor es otro que está registrando números históricos. Disparado desde marzo, en apenas cinco meses ha pasado de situarse en cifras negativas a alcanzar el 1,067% actuales. Del subsuelo a su techo, el que había tocado por última vez en la crisis financiera de 2008. La media mensual provisional de junio, por tanto, se ubica en el 0,646%; muy por encima del 0,287% de mayo o del -0,5% de finales de 2021.

Y su horizonte tampoco parece muy esperanzador. El futuro del euríbor a tres meses, el que suelen usar las entidades bancarias y financieras para fijar el euríbor interbancario a doce meses y calibrar el interés de los créditos hipotecarios, se prevé del -0,5%. Según el BCE, se ubicarán en el 1,5% en diciembre de 2022 y en el 2,5% en diciembre de 2023. Es la denominada época de las hipotecas caras. Un panorama que se espera que se extienda, al menos según ‘Asufin’.

La recomendación de CaixaBank sobre qué tipo de hipoteca elegir

La misma plataforma financiera de CaixaBank estima que el encarecimiento de las hipotecas variables estará entre los 800 y 1.400 euros anuales. Las de este tipo, como indica su nombre, son las que más se van a ver afectadas por esta subida del Euribor por el hecho de sus revisiones periódicas: tres, seis meses o el año. Son volátiles. Ese interés que va cambiando llegará al 3%.

Por el contrario, las fijas están más blindadas, por así decirlo, al establecer un precio prefijado de antemano entre la entidad financiera o bancaria y el cliente. Por tanto, a la pregunta de qué hipoteca hay qué elegir, la recomendación es la variable. Pero claro, en un contexto económico normal, no como el actual. Por ello CaixaBank, el banco más importante a nivel de activos de España, apuesta por las fijas.

“Nuestra recomendación a los clientes sigue siendo, como llevamos manteniendo desde hace años, la hipoteca fija. Una hipoteca es un producto a largo plazo y los tipos de interés en el largo plazo suben y bajan. Ningún organismo, ni siquiera los mejores expertos en previsión, aciertan al 100%. Tomar decisiones a largo plazo con información incompleta y sesgada por el corto plazo es arriesgado y la hipoteca es una decisión muy relevante”. De hecho, el 85% de las últimas hipotecas firmadas han sido fijas.

En estos momentos, las que ofrece CaixaBank poseen intereses entre el 2 y el 3%. Aunque inciden en que se adaptarán a los precios del mercado, evidenciando que el Euribor manda. Aunque ofrecen otra alternativa, a modo de consejo: “más que la modalidad del crédito, fijo o variable, la rentabilidad de una cartera viene determinada por el precio de las operaciones”. En otras palabras, al banco le interesan operaciones de mayor dinero.

 

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *