¿Cómo hacer para pagar menos en la cuota de la hipoteca?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Desde la primera subida del euríbor, que ya anticipaba un mercado hipotecario difícil para este año, son muchos los que buscan estrategias para intentar ahorrar unos euros en la cuota de la hipoteca.

En lo que llevamos de año el euribor ha subido 1.5 puntos, pasando del -0.5% con el que comenzó el 2022 a casi el 1% con el que cerró hoy. Las previsiones es que terminemos el año cerca del 1.5% (hace poco tocó el 1.2%) y el año que viene podríamos verlo por encima del 2%. Se puede decir que definitivamente la era del dinero barato ha llegado a su fin y tendremos que acostumbrarnos a pagar más por la hipoteca cada mes.

Afortunadamente  los hipotecados a tipo variable todavía  tiene una (puede que última) oportunidad para evitar disgustos ya que todavía existe alguna hipoteca fija atractiva con un interés del 1.5%. Estas son las tres opciones que tienes para o bien mejor tu hipoteca actual o bien cambiarte a una fija.

Subrogación de la hipoteca

La subrogación consiste en mejorar las condiciones de la actual hipoteca. Por ejemplo se puede negociar un nuevo diferencial del Euribor acorde con la oferta actual, reducir el plazo o incluso cambiar el tipo de hipoteca (de variable a fija o viceversa). Existe la comisión de subrogación y si se realiza durante los primeros cinco años de la firma del préstamo es del 0,50% del total y, si se produce después, es del 0,25%.

Novación de la hipoteca

Si tienes una hipoteca con un diferencial muy alto y tu actual banco se niega a negociarla siempre puedes realizar una novación, llevar tu hipoteca a otro banco que te dé mejores condiciones. En este caso la comisión de novación oscila entre el 0% y el 1% dependiendo del contrato.

Cancelar la hipoteca y formalizarla en otro banco.

Se trata de la opción más cara de las tres que existen y solo es recomendable en el caso de que las dos anteriores no sean posibles y la hipoteca actual tenga unas condiciones bastante malas. A diferencia de la novación aquí no se «mueve» la hipoteca de banco, se cancela en el antiguo y se firma uno nuevo en otro banco.

Lo más recomendable es acudir a tu actual banco y evaluar la posibilidad de una subrogación para rebajar el diferencial (en el caso de que sea más alto que las ofertas actuales) así como negocias la posibilidad de cambiar el tipo de hipoteca a una fija, si te preocupa mucho la evolución del Euribor.

Es importante destacar que suele ser más rentable mejorar las condiciones durante los primeros años de la hipoteca porque es cuando se pagan principalmente los intereses y menos el capital amortizado.

En todos los casos tu mejor aliado será la calculadora ya que el ahorro que consigas con la nueva hipoteca se te puede ir en las comisiones.

 

Fuente: www.euribor.com.es

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.