¿Cuánto dinero deberías ganar para comprar una vivienda en España?

El precio de la vivienda varía según su ubicación, al igual que la calidad de vida y la renta per cápita de cada localización. Dependiendo de la Comunidad Autónoma, el sueldo que se necesita para pagar una vivienda es distinto.

Que comprar una vivienda es casi inalcanzable para una gran parte de la población, no es un misterio. Ya en agosto BBVA alertaba de que la precariedad de los jóvenes españoles les impedía acumular riqueza. Un estudio de la entidad bancaria señalaba que jóvenes españoles se emancipan a los 30 años, unos tres años después que la media europea, y considera que uno de los motivos de este retraso es por la dificultad de acceder a una vivienda a un coste reducido y en una localización que satisfaga sus preferencias.

El aumento de la inflación, la subida del euríbor y el incremento incesante del precio de la vivienda han empeorado esta situación. Un análisis elaborado por la plataforma de ahorro Raisin apunta que el acceso a la vivienda con un sueldo medio en España se está volviendo insostenible, especialmente para aquellos hogares unipersonales.

Para poder elaborar este estudio han recogido información sobre el sueldo y el precio medio de la vivienda en diferentes regiones españolas, así como el gasto medio por hogar, para poder determinar cuánto tiempo le llevaría al ciudadano medio comprar una casa promedio. Además, también han tenido en cuenta el coste de vida de cada zona. Según estos cálculos, una pareja u hombre soltero tendría que ahorrar durante más de 10 años de media para dar la entrada de un inmueble promedio, mientras que en el caso de una mujer soltera, esta cifra se incrementa hasta los más de 15 años.

Las comunidades autónomas más baratas

Teniendo en cuenta que el precio medio de una casa en España es de unos 164.390 euros y el salario neto medio de una familia se sitúa en unos 38.000 euros anuales, el presupuesto que le queda a una pareja es de 4.759 euros al año, es decir, unos 400 euros al mes. En este cálculo también añaden otras dos variables, la deducción de los gastos básicos (aproximadamente 28.805 euros) y consideran que la mitad de los ingresos restantes (8.664 euros) se destinarán al pago de la entrada.

Por tanto, una familia tendría que ahorrar 10 años para pagar la entrada de una casa y 25 para una hipoteca. Y que una vez hipotecados y cubiertos, los gastos mensuales dispondrán de aproximadamente 200 euros al mes para destinar, por ejemplo, a sus ahorros o gastos inesperados. Pagar una hipoteca mensual, aún con el sueldo medio, es claramente un esfuerzo que no todo el mundo se puede permitir, y supone a una familia media casi un 75% de su sueldo (después de sus gastos básicos).

Hay que tener en cuenta que la región en la que se compre una vivienda también puede ser determinante para poder entrar en el mercado inmobiliario. Si tenemos en cuenta el precio medio de una vivienda en Madrid (279.735 euros) y Baleares (254.915 euros) y el sueldo medio de una familia media en ambas comunidades es de 44.852 euros y 37.995 euros, respectivamente, el acceso a la vivienda, aún con dos sueldos, se vuelve imposible. En cambio, Asturias y Castilla-La Mancha son las dos únicas regiones que ofrecen datos más esperanzadores. Una familia podría disponer de más de 500 euros mensuales una vez pagada la hipoteca y los gastos mensuales, más de 600 en el caso de Asturias.

 

Fuente: www.lainformacion.com

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *