Descubre cuál es la hipoteca que más te conviene y cómo se amortiza

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Dependiendo de cómo prefieras pagar los intereses de la hipoteca tendrás preferencia por un sistema u otro. Aunque el más habitual es el sistema francés, ya que es el más recomendable al pagar gradualmente una cuota cada mes. 

¿Qué es el sistema de amortización?

El sistema de amortización es la manera en que se va a realizar el pago de un préstamo (por ejemplo, de una hipoteca). Es decir, la forma en que se cobran las cuotas mensuales y que, poco a poco, permite que el prestatario devuelva tanto el dinero prestado (capital) como los intereses asociados a dicho préstamo.

Sin embargo, aunque los sistemas de amortización tienen en común que estipulan la forma en que vamos a tener que devolver el préstamo al banco (capital e intereses), la forma en que se lleva a cabo esta devolución varía entre un sistema y otro. Por ello, a la hora de comparar hipotecas, es importante tenerlo en cuenta, ya que determinará la forma en que tengamos que hacer frente a los pagos durante el período de vida de la hipoteca.

¿Qué es la tabla de amortizaciones?

Independientemente del sistema de amortización que escojamos, otro concepto que debemos conocer al respecto es la tabla de amortizaciones. La tabla de amortizaciones es una tabla en la que se establece el pago desglosado de cada cuota o mensualidad.

A grandes rasgos, podemos decir que la tabla de amortizaciones va a mostrar las cantidades de dinero que vamos a pagar en cada cuota y, además, qué parte de ese dinero corresponde al capital (el dinero que el banco nos ha prestado) y a los intereses.

De hecho, una de las principales diferencias entre los distintos sistemas de amortización consiste en el momento en el que se pagan los intereses y el capital, por lo que la tabla de amortizaciones nos va a ser de gran utilidad a la hora de ver y entender cómo se va a realizar la amortización del préstamo.

Sistema de amortización francés

El sistema de amortización francés es uno de los más usados para los préstamos hipotecarios, especialmente en Europa. El sistema de amortización francés se caracteriza porque las cuotas que se pagan mes a mes son constantes (en el caso de una hipoteca fija, mientras que en una hipoteca variable podrán variar si el índice de referencia lo hace). Debido a esto, su uso es perfecto en el caso de que contratemos una hipoteca fija, ya que nos va a permitir pagar siempre lo mismo cada mes y sin sobresaltos de ningún tipo.

Otra de las características del sistema de amortización francés es que, en cada cuota, se pagan tanto intereses como capital. Es decir, a medida que avanza la vida de la hipoteca, amortizamos la deuda que tenemos contraída con el banco tanto en lo referente a los intereses como al propio capital que nos ha prestado.

Esto se lleva a cabo dividiendo los porcentajes de las cuotas para que, cada mensualidad, sea la misma. Es decir, al principio de la vida de la hipoteca pagamos más intereses y menos capital. Aproximadamente a la mitad de la vida de la hipoteca pagamos la misma cantidad de intereses y de capital. Y, al final de la vida de la hipoteca, lo que pagamos básicamente es el capital restante.

En resumen, desde la perspectiva del prestatario, lo que más nos va a interesar es que con el sistema de amortización francés todos los meses vamos a pagar lo mismo y, cuando terminemos de pagar la última cuota (igual al resto que hemos pagado anteriormente) habremos liquidado nuestra deuda con el banco.

Sistema de amortización americano

El otro de los sistemas de amortización de préstamos más utilizado en hipotecas (junto con el sistema francés) es el americano. En el sistema de amortización americano las cuotas no son siempre las mismas a lo largo de la vida de la hipoteca. Al variar los pagos varían a lo largo de la vida de dicha hipoteca, tenemos que tener en cuenta que tendremos que pagar más o menos según el momento de la existencia de la hipoteca en la que nos encontremos.

La principal característica del sistema de amortización americano es que se pagan primero los intereses del préstamo y, al final, el capital prestado. Sin embargo, esto no significa que se realice de forma conjunta pero dividida, tal y como sucede en el sistema francés. En el sistema americano, la totalidad de las cuotas que pagamos durante la mayor parte de la vida de la hipoteca se corresponden únicamente con los intereses. De este modo, al llegar al final de la vida de hipoteca, tendremos que realizar un último pago de intereses y, además, la totalidad del capital prestado por el banco.

Esta peculiaridad implica un gran pago al final de la vida útil del préstamo. Por ello, hoy en día, lo más habitual es usar el sistema de amortización americano de forma conjunta con un fondo de ahorros en el que se va ahorrando la parte correspondiente al capital para, al final del préstamo, poder hacer frente a este pago. Esta modalidad se denomina ‘Sinking Fund’. 

Diferencias entre el sistema de amortización francés y el americano

En resumen, las diferencias entre los sistemas de amortización francés y americano son las siguientes:

  • En el sistema francés se pagan siempre las mismas cuotas, pero en el sistema americano las cuantías de las cuotas varían.
  • En el sistema francés se pagan intereses y capital durante toda la vida de la hipoteca, pero en el sistema americano se pagan primero los intereses y, al final, el capital.
  • El sistema americano suele realizarse con la modalidad Sinking Fund, mientras que esta modalidad no se aplica al sistema francés. 

Sistema francés o americano: ¿cuál me conviene más?

Ambos sistemas tienen sus ventajas y desventajas. Por lo general, el sistema de amortización americano puede ser interesante en el caso de que tengamos pensado realizar una amortización anticipada de la hipoteca que vamos a pedir.

Sin embargo, si nuestra idea es pagar la hipoteca mes a mes hasta que completamos la totalidad de los pagos, la mejor opción por la que nos podemos decantar es una hipoteca con sistema de amortización francés.

 

Fuente: www.idealista.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *