El dinero es más caro, y la hipoteca también

Las cuotas hipotecarias se han visto encarecidas durante el último año especialmente debido a la subida del euríbor tras seis años en negativo.

Las consecuencias de la subida de tipos anunciada por el Banco Central Europeo (BCE) se dejan sentir en la economía, las empresas… y también en los consumidores, que tendrán que soportar un incremento de la cuota hipotecaria por el encarecimiento del precio del dinero. Sin embargo, los bancos llevan meses anticipándose a este nuevo escenario de política monetaria, con el euríbor al alza, ajustando su oferta hipotecaria al mercado y promocionado las de tipo variable por los potenciales márgenes de beneficios para las entidades.

Si suben los tipos de interés de referencia del BCE, también lo hace el euríbor, que es el índice al que están referenciadas el 80% de las hipotecas en España. Y si este aumenta, el coste de los préstamos a tipo variable para adquisición de vivienda también lo hace. En suma, un golpe para los hipotecados, que tendrán que pagar más por sus préstamos, aunque la realidad es que ya vienen haciéndolo desde hace varios meses.

En el caso de las hipotecas a tipo fijo, aquellos que ya la tengan pagarán lo establecido, pero para los interesados en adquirir un préstamos en esta modalidad, las condiciones también cambiarán. Se espera que los tipos fijos superen el 2,5% o el 3% en los próximos meses y el 2% que todavía mantienen algunas entidades desaparezca.

El mercado lleva desde diciembre descontando una subida de tipos del BCE, y eso ha provocado que el incremento del euríbor se adelante. Ha pasado de estar en -0,5% a finales de 2021 hasta casi el 1% actual. Y la previsión de los analistas es que termine en torno al 1,5% este año al compás de las decisiones del supervisor bancario.

¿Cuánto se han encarecido las hipotecas estos meses? Tomando como referencia una hipoteca variable a 30 años con un diferencial del 0,99%, la plataforma IAhorro ofrece una simulación para poder comprobar cómo afectará la evolución del euríbor a la cuota hipotecaria.

Para un préstamo medio en España, que ronda los 150.000 euros, la diferencia entre la cuota que se pagaba el mes de julio de 2021 (448,72 euros) y la que tendría que pagar este mes (547,11 euros) sería de 98,39 euros, una cifra que se traduciría en un total de 1180,68 euros a pagar de más de forma anual.

Además, dependiendo de la evolución del euríbor, las cuotas en estas condiciones podrían aumentar todavía más, teniendo en cuenta que los principales portales de referencia calculan que el índice se sitúe en torno al 1,5% a finales de 2022. En ese mismo supuesto, la diferencia entre la cuota que se pagará este mes de julio (547,11 euros) y la que quedaría a final de año (585,07 euros) sería de 37,96 euros por mes y un total de 455,52 euros más a pagar en el total anual. Por su parte, el alza de la cuota entre julio de 2021 y finales de 2022, si se cumplen las previsiones de que el índice acabe en el 1,5%, sería de 1636,2 euros al año.

Mejores condiciones para los ahorradores

Los principales beneficiados tras la medida serán los ahorradores, ya que por lógica, los productos de ahorro como depósitos y cuentas incrementarán su rentabilidad. Un movimiento al que ya se han sumado algunas entidades bancarias ofreciendo mayores retornos por los ahorros. Las entidades que necesiten liquidez o quieran captar clientes serán los primeros en subir los intereses de sus depósitos, adelantarse a los principales bancos.

En el contexto actual, no es recomendable contratar depósitos a largo plazo, ya que se espera que los tipos sigan subiendo conforme pasen los meses y la rentabilidad de estos productos de ahorro sigan en aumento.

 

Fuente: www.abc.es

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *