¿Qué enfermedades graves cubre el seguro de vida?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

A la hora de contratar un seguro de vida hay que tener en cuenta muchas circunstancias. Antes de morir, también podemos padecer dolencias graves de diversos tipos. En 2020 las principales causas de mortalidad fueron las enfermedades del sistema circulatorio, los tumores, las enfermedades del sistema respiratorio y las del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos.

Además, la segunda causa con más hospitalizaciones según el diagnóstico fueron las relacionadas con el aparato circulatorio. Más de 5 millones y medio de personas fueron hospitalizadas por ello a lo largo del año. Además, casi 4 millones de personas fueron hospitalizadas durante 2019 a causas de un tumor.

 

Por estos motivos, es importante conocerlas y pensar que también podemos padecerlas.

¿Qué son las enfermedades graves?

Es toda alteración del estado de salud provocada por accidente o enfermedad, originados independientemente de la voluntad del Asegurado, confirmada por un médico legalmente reconocido y que coincida con alguna de las definidas como enfermedades cubiertas.

Afortunadamente, existen seguros de vida que cubren una amplia variedad de enfermedades. Gracias a estos seguros, quienes padecen una de estas enfermedades pueden permitirse una manutención sin depender de nadie. Así, es posible hacer frente a los cuidados y sobre todo a los gastos que dicha enfermedad pueda ocasionar.

Cada compañía puede cubrir distintas dolencias, pero normalmente estas son las habituales:

Infarto de miocardio

Es la necrosis de una parte del músculo cardíaco como consecuencia de un insuficiente suministro sanguíneo a la zona pertinente. El diagnóstico debe basarse en los siguientes aspectos:

  • Antecedentes de dolores pectorales típicos.
  • Alteraciones electrocardiográficas que confirmen la muerte del miocardio.
  • Aumento de las enzimas cardíacas.

Cáncer

Es un tumor maligno caracterizado por el crecimiento y la diseminación incontrolados de células malignas y la invasión de tejido. Queda incluida la leucemia. Se excluyen de esta consideración el cáncer no invasivo o "in situ", los tumores en presencia de cualquier virus de inmunodeficiencia humana y todo cáncer de la piel que no sea el melanoma maligno. Asimismo, quedará excluido el cáncer diagnosticado dentro de los noventa días siguientes a la fecha de efecto del contrato señalada en el apartado "Cuánto dura la póliza".

Accidente cerebrovascular

Todo incidente cerebrovascular que produzca secuelas neurológicas que duren más de veinticuatro horas e incluyan la infartación de tejido cerebral, la hemorragia y la embolización desde una fuente extracraneal y que suponga una lesión neurológica permanente.

Insuficiencia renal

Es una enfermedad renal en su estado final, debida a cualquier causa o causas, en la que el asegurado está sometido a diálisis peritoneal o hemodiálisis regular o haya recibido un trasplante renal.

Afección de la arteria coronaria que exija cirugía

Generalmente, es el sometimiento a cirugía cardiaca para corregir el estrechamiento o bloqueo de una o más arterias coronarias, con injertos de by-pass en las personas aquejadas de síntomas anginales limitadores. No se incluyen técnicas no quirúrgicas tales como la angioplastia de globo o la eliminación de una obstrucción mediante rayos láser.

Trasplante de un órgano vital

Es el sometimiento a una cirugía de trasplante como receptor de corazón, pulmón, hígado, páncreas, riñón o médula ósea.

Parálisis

Se produce tras la pérdida total y permanente del uso de dos o más extremidades debido a parálisis.

Enfermedad de Alzheimer

Es un síndrome clínico caracterizado por la alteración progresiva e irreversible de las funciones cerebrales, con modificaciones histológicas características.

Enfermedad de Parkinson

Se trata de un síndrome clínico caracterizado por hipocinesia, rigidez muscular y temblor en reposo, ocasionado básicamente por una degeneración del sistema nigroestriado.

¿Qué seguros las cubren?

Para saber qué seguros puedes contratar con esta garantía, te aconsejamos que utilices el comparador de seguros de vida.

Primero deberás introducir tus datos y el capital que quieres asegurar en caso de que se den estas situaciones.

A continuación, verás un listado con los mejores precios, así como una comparativa con los distintos seguros y cuáles son sus garantías. Para saber si un seguro cubre las enfermedades graves, deberás hacer click en '+info' y, después, en 'enfermedades graves'.

 

En cada caso, te aconsejamos no dejarlo al azar y asegurar tu vida ante un futuro que también es posible: el de las enfermedades graves.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *