Hipoteca bonificada: todo lo que necesitas saber

¿Merece la pena contratar seguros para conseguir un tipo de interés más bajo? ¿En qué hay que fijarse antes de decidir? Repasamos las claves de las hipotecas bonificadas.

¿Vas a pedir una hipoteca y no sabes si optar por una bonificada? ¿En qué deberías fijarte a la hora de comparar una hipoteca bonificada y otra que no lo está?

Los bancos suelen mejorar las condiciones de las hipotecas a quienes cumplen requisitos como domiciliar la nómina, contratar los seguros de vida y hogar, o abrir un plan de pensiones. Desde la ley hipotecaria de 2019, los consumidores pueden decidir libremente si quieren optar a una hipoteca bonificada con el objetivo de obtener una rebaja del tipo de interés, aunque suele surgir la duda de si compensa o no. Si estás en esta situación, sigue leyendo y te contamos todas las claves que debes tener en cuenta antes de elegir (o no) uno de estos productos.

Una hipoteca bonificada es aquella que, además de contratar el propio préstamo, está asociada a otros productos. Este tipo de hipotecas se caracterizan por que, al contratar varios productos con el mismo banco, este ofrece mejores condiciones en la contratación de la hipoteca (las bonificaciones).

En general, la principal ventaja es que los intereses de la hipoteca suelen ser menores. De esta forma, el cliente consigue un ahorro en los intereses de su hipoteca a cambio de contratar otros productos de forma conjunta.

Algunos de los principales productos asociados a una hipoteca bonificada son los siguientes:

  • Domiciliación de la nómina
  • Contratar una cuenta corriente
  • Contratar una tarjeta de crédito
  • Contratar un plan de pensiones
  • Contratar un seguro de vida, de hogar, de salud, etc.
  • Contratar un depósito bancario
  • Contratar un fondo de inversión

¿Qué son las bonificaciones en una hipoteca?

A la hora de pedir una hipoteca, los bancos nos van a ofrecer distintas bonificaciones si contratamos determinados productos asociados a dicha hipoteca. De forma resumida, las bonificaciones son las ventajas o beneficios que vamos a conseguir a cambio de la contratación de los productos asociados.

Las bonificaciones de una hipoteca suelen ser intereses más bajos. Lo más habitual es que estos intereses más bajos se presenten en forma de un tipo de interés nominal (TIN) más reducido. De esta forma, aunque tengamos que pagar más por los productos asociados que contratamos de forma conjunta, ahorramos algo de dinero en los intereses que pagamos por el préstamo.

¿Qué es la TAE bonificada?

Aunque muchas hipotecas bonificadas nos ofrecen un TIN más reducido, antes de contratar una hipoteca bonificada deberíamos fijarnos en la TAE bonificada. ¿Por qué? Porque la TAE (Tasa Anual Equivalente) es la que refleja con mayor exactitud lo que vamos a pagar por una hipoteca. La principal diferencia entre TIN y TAE consiste en que la primera solo hace referencia a los intereses que pagamos por el préstamo, mientras que la segunda contempla otros aspectos que también suponen un coste en la hipoteca.

De hecho, la TAE se utiliza principalmente para comparar diferentes hipotecas entre sí. Esto permite saber de forma fácil y rápida qué hipoteca es más barata. O sea, qué préstamo nos cobrará más dinero y cuál menos teniendo en cuenta tanto los intereses como el resto de factores que afectan al precio del préstamo.

De esta forma, la TAE bonificada es el índice que nos va a indicar mejor lo que pagaremos por la hipoteca bonificada. Comparando la TAE y la TAE bonificadas de una misma hipoteca, podemos valorar si las bonificaciones que nos ofrece el banco realmente nos interesan o no.

¿Son recomendables las hipotecas bonificadas?

Las hipotecas bonificadas tienen el objetivo de aumentar la fidelidad del cliente con el banco. Al tener más productos contratados con el mismo banco, es menos probable que el cliente se vaya a otra entidad. Por ejemplo, si en el futuro queremos hacer una subrogación de la hipoteca (llevar nuestra hipoteca a otro banco), es menos probable que lo hagamos si tenemos diversos productos contratados con el mismo banco.

En este sentido, una hipoteca bonificada supone menor libertad para el cliente, pero también es cierto que puede suponer un ahorro mayor en la hipoteca. De esta forma, las hipotecas bonificadas son recomendables o no dependiendo de muchos factores, tanto respecto a la propia oferta individual de cada hipoteca como a las condiciones personales de cada cliente.

Si estás pensando contratar una hipoteca bonificada, te recomendamos que te plantees las siguientes preguntas y, según tus respuestas, tomar la decisión que mejor se ajuste a tus necesidades:

¿El ahorro merece la pena?

Si lo que vamos a ahorrar contratando una hipoteca bonificada es muy poco, puede que no nos interese acceder a las bonificaciones y disponer de mayor libertad financiera.

¿Voy a dar uso a los productos asociados que el banco me ofrece?

Si para acceder a las bonificaciones tenemos que contratar un seguro que no vamos a utilizar, no tiene mucho sentido hacerlo. Si, por el contrario, se trata de un seguro del que vamos a obtener ventajas considerables, puede ser una buena idea contratar la hipoteca bonificada. Lo mismo ocurre con el resto de productos asociados que el banco nos ofrece.

¿Puede que cambie de banco en el futuro?

Si crees que es posible que lleves tu hipoteca a otro banco en el futuro es mejor que evites las hipotecas bonificadas, ya que implican más ataduras con la entidad. Si, por el contrario, crees que es muy probable que te quedes en ese mismo banco durante todo el tiempo que dure la vida del préstamo, puede ser una buena idea contratar una hipoteca bonificada.

¿He comparado lo suficiente?

A veces, podemos calcular la bonificación de la hipoteca y comprobar que los beneficios no son mejores que los que nos ofrece otra hipoteca en otro banco. En este sentido, antes de contratar cualquier producto, es esencial usar un comparador de hipotecas que nos ofrezca una visión amplia y lo más completa posible del mercado hipotecario actual. De esta manera, podremos elegir aquella hipoteca que mejor se ajuste a nuestras necesidades sin necesidad de contratarla de forma conjunta a unos productos asociados que, en muchos casos, puede que no se ajusten a lo que realmente estamos buscando como clientes.

Fuente: https://www.idealista.com/news/finanzas/hipotecas/2023/05/08/805768-hipoteca-bonificada-todo-lo-que-necesitas-saber

Deja aquí tu comentario pregunta o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguro de vida hipoteca

Calcula el precio de tu seguro de vida en todas estas compañías y comienza a ahorrar
Aegon
Allianz
Asisa
Santalucia
Axa
Generali
Liberty
Plusultra
Reale
Surne
Zurich
Importe pendiente de la hipoteca (si no lo sabes pon algo aproximado)
Móvil (Enviamos resultados vía WhatsApp)
Acepto la nota legal y RGPD Solo usamos estos datos para calcular el precio del seguro, nunca te enviaremos SPAM

Todos los campos son obligatorios

Tus herederos recibirán 100.000€ en caso de fallecimiento por cualquier causa o tú recibirás 100.000€ en caso de invalidez absoluta y permanente.

  • Seguro de vida por solo al año
  • Seguro de vida + invalidez por solo al año
Precios para un capital de 100.000€, si necesitas otro capital, modifícalo aquí .

Selecciona abajo el intervalo horario y te llamamos

Muchas gracias. Tu solicitud ha sido recibida.

Enseguida atenderemos tu consulta.

Nuestro horario comercial: De Lunes a Jueves: 09:00 a 20:00 - Viernes: 09:00 a 15:00.

Estamos tan seguros de tener el mejor precio en nuestros seguros de vida, que si nos presentas una oferta de otra compañía, con un importe más barato que el nuestro y no somos capaces de mejorarte el precio, te regalamos el seguro de vida durante un año. Valido en todo el territorio español, para personas de hasta 60 años de edad y con un capital asegurado como máximo de 100.000€.