Invalidez absoluta y permanente: qué es y qué seguros la cubren

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Junto con el fallecimiento, es habitual establecer la invalidez como una de las principales garantías de un seguro de vida. La invalidez engloba circunstancias y patrones muy diversos. El más gravoso de todos ellos es el de invalidez absoluta y permanente, que incapacita para hacer vida normal en todos los aspectos.

Sin embargo, la invalidez profesional es aquella que incapacita para el trabajo habitual de una persona. Por lo tanto, aquellos que se ven afectados por una invalidez absoluta y permanente no solo pierden su trabajo por no poder realizarlo, si no que no pueden llevar a cabo ningún otro.

Actualmente, el número total de declarantes con discapacidad en el ejercicio 2019 fue de 2.340.486 personas. El 47% corresponde a mujeres y un 53% a varones.

Según esta clasificación, el 28% de las personas declarantes con discapacidad se encuentra en una situación de dependencia cualificada. Un 67% corresponde a personas declarantes en situación de dependencia simple y el 5% a personas en situación de dependencia simple con ayuda a tercera persona (ATP) o movilidad reducida.

Según un informe del Observatorio estatal de la Discapacidad, «en términos de impacto económico, los datos señalan que el importe mínimo por discapacidad asciende a 13.370.343 de euros correspondiente a 2.251.225 declaraciones y con un importe medio de 5.939 euros por declaración. Los datos sobre rendimientos del trabajo muestran que las personas declarantes con discapacidad ingresan de media 4.170 euros netos menos al año que aquellas sin discapacidad».

Afortunadamente, para aquellos que no están en estas circunstancias, pero tienen probabilidad de estarlo, existen seguros de vida que cubren esta situación.

La invalidez absoluta y permanente en los seguros

Es la situación física irreversible y consolidada del asegurado provocada por cualquier causa que determina su total ineptitud para el ejercicio de su profesión habitual, expresamente declarada en el cuestionario y definida como «ocupación» en el apartado «el asegurado de la póliza», o cualquier otra.

Se entiende por consolidada la incapacidad permanente total proveniente de lesiones físicas, psíquicas o fisiológicas provocadas por cualquier causa, siempre que el diagnóstico de esta situación se considere irrecuperable por los peritos médicos.

En todo caso, se entiende consolidada la situación invalidante en la fecha en que, en su caso, se dicte la Resolución del Instituto Nacional de la Seguridad Social, con independencia de cuál sea la fecha de los efectos económicos de la misma.

¿Cómo encontrar un seguro que cubra la invalidez absoluta y permanente?

El mejor modo de encontrar un seguro que cubra esta circunstancia es realizar una comparación en el comparador de seguros de vida.

Primero deberás introducir tus datos y el capital que quieres asegurar si se dan estas situaciones.

Después, debajo del listado con los mejores precios, verás el resto de seguros. Para saber cuál de todos cubre la invalidez absoluta y permanente deberás hacer click en ‘+info‘ y en ‘garantías del seguro de vida‘.

De este modo, no solo podrás comparar y elegir, si no que verás cuáles son los mejores precios para tu bolsillo, y recuerda que es una inversión para un posible futuro😉

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *