Las consecuencias del nuevo impuesto a la banca

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Las consecuencias del nuevo impuesto a la banca, por el que las entidades financieras pagarán el 7,4% de sus beneficios de comisiones e intereses, afectarán sobre todo a los pequeños ahorradores.

El consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno, ha señalado que el impuesto a la banca afectará, sobre todo, a los pequeños ahorradores. Por ello, ha sostenido este jueves que el impuesto a la banca «debe ser neutral desde un punto de vista de competencia».

Lo ha dicho en la rueda de prensa de presentación de los resultados del primer semestre, junto al director financiero, Leopoldo Alvear, tras ganar 393 millones de euros hasta junio, lo que supone un 78,6% más en tasa interanual.

El directivo ve «imprescindible» que el hecho imponible respete el marco de competencia entre entidades, de manera que no favorezca a ninguna entidad ni por excluir a algunas del pago del impuesto ni por definir un método de pago que perjudique a algunas entidades frente a otras.

«Pequeños ahorradores»

Ha detallado que el 50% de Banco Sabadell está en manos de 224.000 accionistas particulares con una inversión mediana de 1.950 euros cada uno, lo que significa que «en su gran mayoría son pequeños ahorradores».

González-Bueno también ha destacado la carga impositiva soportada por el sector, y ha dicho que en 2021 Banco Sabadell tuvo que afrontar más de 800 millones de euros en tasas e impuestos.

«Estos 800 millones incluyen el Impuestos de Sociedades (30%), el IVA soportado (no deducible) y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados sobre préstamos hipotecarios, así como tasas destinadas a protección de depositantes», ha añadido.

Baja rentabilidad

También ha puesto de manifiesto la actual rentabilidad del sector, ya que el Ibex banca ha caído un 50% en los últimos cinco años, el Ibex general lo ha hecho en un 25%, mientras que los índices sectoriales del Ibex de energía y de construcción se han revalorizado un 20% y un 30%, respectivamente.

«Es decir, este peor comportamiento bursátil de la banca se debe fundamentalmente a un entorno de tipos extraordinariamente negativo para favorecer el buen funcionamiento de la economía y que ahora se encuentra en vías de normalización», ha añadido.

En este sentido, ha concretado que los ahorradores accionistas de los bancos han sufrido un comportamiento bursátil peor que otros sectores debido a tipos anormalmente negativos.

 

Fuente: www.elindependiente.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.