Los seguros vinculados, todo menos beneficiosos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Los seguros vinculados a la larga suelen tener grandes desventajas, ocurre sobre todo con los seguros de vida vinculados a la hipoteca, pero también con otro tipo de seguros.

El seguro de hogar es uno de los productos asociados a las hipotecas más frecuentes. Gracias a ellos, los clientes consiguen mejores condiciones a la hora de firmar el préstamo, principalmente a través de un menor tipo de interés. Pero, ¿qué pasa cuando queremos cambiar el seguro de hogar vinculado a la hipoteca a otra compañía? ¿Durante cuánto tiempo es obligatorio mantener este tipo de seguro? El cambio es posible, aunque con condiciones. Repasamos todo lo que debes tener en cuenta.

¿Qué es un seguro de hogar vinculado a la hipoteca?

Un seguro de hogar vinculado a la hipoteca es un seguro de hogar que se firmó de forma conjunta la concesión de la hipoteca. Este tipo de seguros los comercializa el propio banco y, a cambio de que contrates el seguro con ellos, suelen ofrecer una rebaja del diferencial que se paga por la hipoteca.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, desde la ley hipotecaria de 2019, el banco no puede condicionar la concesión del préstamo a que contrates con él este tipo de seguros. Es decir, el banco te puede solicitar que tengas un seguro de hogar sobre la casa hipotecada, pero el cliente tiene completa libertad para escoger el seguro y la compañía aseguradora que prefiera.

¿Cuánto tiempo es obligatorio el seguro de hogar en una hipoteca?

El seguro de hogar es obligatorio durante toda la vida que dura la hipoteca. Es decir, hasta el momento en el que se termina de pagar la hipoteca. De esta forma, se asegura el bien que constituye la garantía del pago del préstamo (la propia vivienda hipotecada). Además, es necesario que este seguro cuente con las coberturas mínimas (incendios, humedades, roturas de tuberías, etc.).

No obstante, aunque el seguro de hogar sea obligatorio durante toda la existencia de la hipoteca, esto no significa que sea obligatorio mantener dicho seguro con la misma compañía durante todo el tiempo que dura la hipoteca. De este modo, el cliente puede cambiar de aseguradora y desvincular el seguro de hogar de la hipoteca cuando quiera.

¿Puedo cambiar el seguro de hogar de mi hipoteca?

Para desvincular el seguro de hogar de la hipoteca, hay que hacerlo antes de que se renueve de forma automática el seguro que ya tenemos contratado. Por ello, es importante estar atento a cuándo vence el período asegurado y a cuándo se va a renovar por un nuevo año. Además, teniendo en cuenta que habrá que hacer trámites previos para contratar el nuevo seguro, lo más recomendable es iniciar dichos trámites con 1 o 2 meses de antelación.

¿Cómo desvincular el seguro de hogar de la hipoteca paso a paso?

Los pasos que debes seguir para desvincular el seguro de hogar de la hipoteca y sustituirlo por otro nuevo son los siguientes:

  • Lo primero que debemos hacer es estar atentos al vencimiento del seguro para, de esta forma, completar los trámites antes de la renovación, que se realiza de forma automática al vencer el período asegurado. En muchos casos, cuando falta un mes para el vencimiento, la compañía aseguradora enviará una carta al cliente para notificarle este hecho y que el seguro, si el cliente no hace nada al respecto, se renovará de forma automática. No obstante, no todas las aseguradoras envían esta notificación, por lo que lo más aconsejable es informarnos nosotros mismos de cuándo vence el seguro. 
  • A continuación, deberemos buscar otro seguro de hogar. Como es lógico, buscaremos una oferta que nos dé mejores condiciones, ya sea respecto al precio que pagamos por el seguro o respecto a las coberturas.
  • El siguiente paso será avisar al banco de que queremos cancelar el seguro de hogar que tenemos contratado con la hipoteca. Este aviso deberemos hacerlo por lo menos con un mes de antelación. De lo contrario, es posible que no nos dé tiempo a realizar todos los trámites que debemos hacer a continuación.
  • Después procederemos a la contratación del nuevo seguro. En este punto tendremos que decidir a partir de qué momento queremos contratarlo. Podemos contratarlo justo cuando vence el otro, o durante un período previo (durante el cual pagaremos por los dos seguros). Esta segunda opción, aunque más cara, también nos da más garantías para realizar el proceso de cambio de seguro de hogar con éxito, como veremos a continuación.
  • Una vez que hayamos completado la contratación del nuevo seguro, debemos pedir a la nueva aseguradora que nos facilite un documento que certifique la vigencia del nuevo seguro de hogar de la vivienda hipotecada y en el que, además, figure que el beneficiario sea la entidad bancaria con la que tenemos contratada la hipoteca. ¿Por qué? Porque este es el documento que debemos entregar al banco y es el que nos va a permitir demostrar ante la entidad que hemos contratado un nuevo seguro que sustituye a todos los efectos al anterior. Este paso es muy importante, ya que es el que realmente nos va a permitir que el banco cancele el seguro de hogar antiguo.
  • Finalmente, el banco nos debe confirmar que el seguro antiguo ha sido cancelado y que ha aceptado el nuevo seguro como el seguro de hogar de la vivienda hipotecada.

¿Cuánto me sube la hipoteca si quito el seguro de hogar?

Un aspecto que conviene tener en cuenta a la hora de desvincular el seguro de hogar de la hipoteca es cómo nos va a afectar en la cuota de la hipoteca. Si, a la hora de pedir la hipoteca, el banco nos hizo una rebaja del diferencial por contratar con ellos el seguro de hogar, lo más probable es que, al cancelarlo, esta rebaja se revierta. Por lo que pagaremos un poco más cada mes con la cuota de nuestra hipoteca.

Respecto a cuánto sube la hipoteca al quitar el seguro depende de lo que especifique el contrato. Lo más común será que suba la misma cantidad que se nos estaba rebajando por la contratación del seguro. No obstante, habrá que revisar cada contrato en cada caso.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, aunque nos suba la cuota, al cambiar de seguro de hogar, lo más probable es que escojamos uno que tenga al menos las mismas coberturas y que, además, sea más barato. Por ello, lo que debemos hacer (antes de iniciar el proceso de cambio de seguro) es hacer cálculos de qué opción nos conviene más y escoger la que sea más rentable.

 

Fuente: www.idealista.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.