Nueva subida del euríbor en mayo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Las hipotecas volverán a encarecerse tras el cierre de mayo, que lo hace con subidas en el euríbor y en las hipotecas variables.

El Euribor a doce meses registrará un nuevo incremento en el mes de mayo, tras haber dejado atrás el terreno negativo el mes pasado por primera vez en más de seis años, lo que propiciará un encarecimiento de las hipotecas variables referenciadas a este índice a las que próximamente les toque revisión.

El Euribor, anclado en el terreno negativo desde 2016 por la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE) para apuntalar la recuperación en la zona euro, continúa su escalada tras el cambio de discurso del organismo europeo, que subirá próximamente los tipos de interés para hacer frente a la escalada de la inflación.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha señalado esta semana que la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad prevista para el próximo mes de julio será el momento oportuno para acometer la primera subida de los tipos de interés de la zona euro en más de una década.

Posible subida de los tipos de interés de la zona euro en julio

Lagarde ha apuntado que, sobre la base de la perspectiva actual, es probable que el organismo esté en condiciones de dejar atrás las tasas de interés negativas para finales del tercer trimestre.

Esta normalización de la política monetaria ha llevado al Euribor a encadenar fuertes subidas desde que comenzó el año, pasando de cerrar diciembre de 2021 con una tasa mensual del -0,502% a marcar un valor positivo del 0,013% el pasado mes de abril.

A falta de conocer los datos de los próximos dos días, la media provisional para el Euribor a doce meses correspondiente a mayo se sitúa actualmente en el 0,285%, lo que supone una subida de 27 puntos básicos en el mes y de 76 puntos básicos en comparación con el -0,481% registrado un año antes, según los datos recopilados por Europa Press.

El Euribor a doce meses es el principal indicador al que están referenciadas las hipotecas variables en España. En consecuencia, su subida lleva aparejado un aumento de las cuotas que pagan los hipotecados.

Si el índice cierra mayo en el 0,285%, una hipoteca de 150.000 euros a 20 años con un diferencial de Euribor +1% a la que le toque revisión experimentará un incremento de 50 euros al mes en su cuota mensual o, lo que es lo mismo, de 600 euros al año.

Más de la mitad de las hipotecas firmadas en los últimos años lo han hecho a tipo fijo

Previsiblemente, este encarecimiento de las hipotecas a tipo variable seguirá aumentando. El Departamento de Análisis de Bankinter estima que el Euribor cerrará diciembre de 2022 en el 0,4% y diciembre de 2023 en el 0,8%, mientras que los analistas de CaixaBank apuntan que el índice podría llegar al 1% el próximo año.

En cualquier caso, más de la mitad de las hipotecas que se han firmado en los últimos años lo ha hecho a tipo fijo, lo que debería reducir el impacto de las fluctuaciones del Euribor. De hecho, los datos difundidos el viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que el 72,7% de las hipotecas sobre viviendas que se constituyeron en marzo se firmaron a tipo fijo y solo un 27,3% a tipo variable, de manera que se encadenan tres meses consecutivos en los que las hipotecas a tipo fijo superan el 70%.

¿Hipoteca a tipo fijo o variable?

En este escenario, las entidades financieras están reajustando su portfolio de productos hipotecarios, que en los últimos años se había enfocado en ofrecer la mejor oferta de hipotecas a tipo fijo. Así, los bancos están apostando por reducir el diferencial de las hipotecas variables y encarecer los tipos fijos, lo que puede llevar a algunos clientes a plantearse el cambio de su hipoteca fija a una variable.

Los analistas aseguran que cambiar una hipoteca fija a una variable, en este momento de incertidumbre económica, «es un desacierto» y solo resulta conveniente para clientes que pidan una hipoteca a muy corto plazo o que sepan que pueden cancelarla pronto.

«Una hipoteca variable tiene sentido única y exclusivamente para un tipo de persona con suficiente poder adquisitivo como para asumir unas cuotas altas que le permitan pagar lo antes posible el préstamo. Solo así podrá reducir el efecto de las futuras subidas del Euríbor en sus mensualidades, porque ya habrá pagado buena parte del dinero que debe», explican.

Los expertos aconsejan no cambiar en tiempos de incertidumbre económica

Los expertos sí animan a cambiar la hipoteca variable a una a tipo fijo a aquellos usuarios a los que todavía les quede bastante tiempo para saldar por completo su deuda, pese a que con las nuevas cuotas fijas probablemente pagarán más de lo que venían haciendo con su tipo variable, como consecuencia de que los bancos están aumentando el interés de las primeras para incentivar la contratación de hipotecas a tipo variable, con las que ganarán más ante la subida del Euribor.

Si bien el escenario actual ha dejado de ser el de las hipotecas fijas más baratas de la historia, con tipos de alrededor del 1%, el cliente ganará con ellas tranquilidad e independencia ante las subidas y bajadas de los indicadores, las declaraciones ‘in extremis’ de los bancos centrales y el resto de situaciones que afectan al mercado. Además, apuntan que todavía hay que están ofreciendo hipotecas fijas al 2% o por debajo, lo cual «sigue siendo un buen negocio».

En el ranking de mejores hipotecas a tipo fijo de mayo, destacan las hipotecas fijas de Evo Banco (1,94% TAE), Targobank (1,67% TAE), Ibercaja (2,21% TAE), Openbank (2,37% TAE) y Santander (2,36% TAE). Dichas tasas se aplican solo a los clientes cumplan con determinados requisitos para obtener bonificación.

Fuente: www.lavanguardia.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.