Por esto no estás contratando un seguro de vida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Al rededor del sector de los seguros de vida giran bulos y creencias erróneas que ralentizan los procesos de contratación de un producto que constituye una de las principales inversiones a largo plazo para las personas.

El seguro de Vida es uno de los productos de seguro más importantes y necesarios. Pero por alguna razón, son muchos los que no cuentan con este seguro, en muchas ocasiones debido a errores o conceptos erróneos. Por eso, la correduría de seguros Unipoliza quiere aclarar algunos conceptos que pueden estar frenando a la gente a contratar un seguro de Vida.

1. El lugar de trabajo ya otorga un seguro de Vida

«Si bien es técnicamente cierto para muchas personas, el error es pensar que cuentas con la cobertura suficiente», se afirma. Los seguros de Vida son seguros muy personales y que se adaptan a las necesidades de cada caso. Así, una cobertura de Vida general protegerá las necesidades básicas, pero puede que no cubra casos especiales del usuario. Por eso, según se indica, la mejor opción es contratar un seguro de Vida personalizado, que se adapte a las necesidades del usuario.

2. El seguro de Vida del trabajo dura para siempre

Otro error que suele darse es el de pensar que la cobertura de seguro de Vida de la que disfrutamos en el trabajo va a cubrirnos siempre. La realidad es que esta cobertura acabará en el momento en el que finalice la relación laboral. Esto quiere decir que si dejas el trabajo por cualquier razón, ya sea por decisión propia o porque te despidan, dejarás de estar protegido por el seguro de vida.

3. El seguro de Vida es muy caro

Se sabe que más de la mitad de la gente estima que el coste del seguro de Vida es hasta tres veces más de lo que en realidad es. El precio del seguro depende de cuatro factores principales: la edad, el historial de salud, el tipo de póliza y el nivel de cobertura que se contrate.

«El seguro de Vida te protege a ti y a tu familia si pasa una tragedia. Les da tiempo para llorar sin temor a pagar facturas o volver a trabajar de inmediato, sin tener que preocuparse por quién cuidará a tus hijos o cómo cambiará su estilo de vida. No se trata solo de poder pagar la próxima comida de tu familia, sino de satisfacer sus necesidades futuras, como la matrícula universitaria o continuar un negocio», se concluye.

 

Fuente: segurosnews.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.