Un agente externo de Banco Santander robaba dinero de las cuentas de los clientes

Residentes en pequeñas localidades vieron durante los últimos meses como sus cuentas bancarias se reducían sin saber el por qué. La respuesta eran los agentes externos contratados por el Banco Santander para mantener abiertas las sucursales.

Paulino García es un hombre de 51 años, un trabajador del campo, en Valle de la Serena, provincia de Badajoz. Esta localidad vio cómo, en pleno verano, se producía un terremoto para la economía de las familias. En la última semana del mes de julio se encontraron con que las puertas de la sucursal de Banco Santander se encontraban cerradas.

Muchas localidades de menos de 5.000 habitantes han visto en los últimos años cómo las entidades financieras echaban el cierre a las sucursales. En muchos casos, para mantenerlas abiertas entró en juego la figura del «agente externo» o el de «oficina colaboradora». Banco Santander no es ajeno a este proceso.

En Valle de la Serena la sucursal estaba gestionada por una agente externa que, según denuncian los vecinos, se quedó con su dinero. El hecho de que las puertas de la oficina estuvieran cerradas y sin previo aviso hizo saltar todas las alarmas. Los clientes del Santander comenzaron a revisar sus cuentas para ver si había habido movimientos irregulares o fuera de lo normal.

Lo que denuncian los vecinos es que la empleada, una agente externa del Santander, presuntamente abusó de la confianza que se había ganado para realizar movimientos de dinero y operaciones sin la autorización de los titulares de las cuentas. Paulino García es uno de los afectados.

Actualmente, ¿cómo está la situación?

La situación está en que el Santander no ha tenido más remedio que devolver el dinero de lo que era evidente, como el dinero que se ha sacado de las cuentas corrientes, algunas cartillas en las que estaban reflejadas los fondos. Por ejemplo, a mí, que son veintitantos mil euros de unos fondos que ella cogía y nos decía que nos daba unas supuestas rentas. Era mentira porque los fondos no generan rentas. Antes no lo sabíamos. Toda la gente nos fuimos allí porque nosotros no sabemos nada de bolsa y, al ver la renta que nos ofrecían en comparación con otras entidades, pues, claro, aquello era un chollazo. A mí me daba unas supuestas rentas en noviembre y abril. Regalos, a tope. Desde ordenadores, tablets a cajas de vajilla. Ella era una agente que es una chica del pueblo, en la que confiábamos, con una firma por detrás como el Santander, pues allí que nos fuimos. Hasta que saltó la alarma y vimos que ella nos sacaba de nuestros fondos cantidades como 1.000 o 2.000 que nos creíamos que eso eran las rentas. Cuando hemos comprobado, los fondos están totalmente debilitados y, en algunos casos, han desaparecido. A otras personas les colocó préstamos. Por ejemplo, si una alguien tenía en su cuenta 30.000 el banco, supuestamente, le ofrecía un crédito de 10.000 euros sin tener que ir siquiera a la notaría. Entonces ella, presuntamente falsificaba firmas y adjudicó a mucha gente préstamos que ni los han visto ni los han pedido ni los han solicitado.

El banco ya ha denunciado a la agente externa, lo que le coloca también como afectado por la estafa, sin embargo, ¿no hay una responsabilidad del Santander en que esto haya ocurrido?

Sí, y esto lo digo con todas las de la ley. La agente externa tiene que rendir cuentas ante la Justicia y debe pagar por lo que ha hecho porque el daño que ha hecho a su gente y a su pueblo ha sido muy grande. Pero el Santander no es una chatarrería, es una gran firma, un gran banco a nivel nacional e internacional. ¿Cómo ha podido llegar a estos extremos, que no se haya enterado de nada o haya mirado para otro lado?

Las cuentas no eran de la agente, eran de Banco Santander…

Exactamente. Yo tengo mi cartilla en el Santander.

Ustedes denuncian que se concedieron créditos, tarjetas o se contrataron fondos de inversión sin su consentimiento. El banco debería tener documentación sobre la contratación de esos productos, ¿por qué no devuelve el dinero?

Eso es lo que dice todo el mundo. Ellos dicen que la firma está ahí y que tienen que pagar esos préstamos. Lo mismo ocurre con las tarjetas. A una persona la agente le dio de alta dos tarjetas de las que le sacó 30.000 euros. La mujer reclamó que ella no tenía tarjetas. La primera vez el banco le ofreció devolverle 24.000 euros y la mujer se negó porque quería todo el dinero que le habían quitado. La segunda vez el Santander le ofreció 6.000. En la misma oficina la mujer sufrió un desmayo. A la semana, más o menos, fue cuando el banco se lo devolvió. El Santander está poniendo muchas pegas para devolver el dinero, a pesar de que las cosas están muy claras. A otra señora de ochenta y tantos años no le aparece su dinero, no sé la cantidad exacta pero superando los 100.000 euros, toda la vida de emigrante en Alemania. Incluso fue a Hacienda y allí le dijeron que ella nunca había tenido ese dinero.

En los casos de tarjetas y créditos, ¿el banco sigue cobrando las mensualidades?

Sí. El otro día hablé con una chica dominicana, casada con un chico de aquí del pueblo. Ellos sacaron un préstamo para comprar un piso y luego ella le adjudicó otros préstamos y lo tienen que pagar. Así hay mucha gente. El banco sigue cobrando porque no ve el engaño de unos préstamos cuyo capital no se ingresó en las cuentas de esta gente.

Se estima que el dinero estafado apenas podría superar los 2 millones de euros, un 0,02% de los beneficios que anunció el mes pasado. Es incomprensible que no devuelva ese dinero, ¿verdad?

¿Sabes por qué el Santander la ha denunciado? El Santander denunció cuando vino RTVE y ella dijo que ella no había cogido un duro, que quien había cogido el dinero era Banco Santander. Si ella no dice lo que dijo, el Santander no la hubiera denunciado porque al banco, pienso, que no le interesa remover.

Si tuviera a la señora Botín delante, ¿qué le diría?

Lo primero que quiero decir es que os tengo que dar las gracias. Sois un gran medio. Si algo se ha dicho claro es que el único medio que, para mí, ha sabido cuidar a esta gente es Diario16. Habéis dicho la verdad, habéis sabido llevarnos por el camino de no meter la pata y habéis estado a la altura. Diario16 ha sido el que ha removido la cuestión. Muchos de los que han recuperado todo su dinero lo han hecho gracias a Diario16.

A la señora Botín la invitaría a que venga a Valle de la Serena, a Extremadura para que vea que esto ha sido un engaño lo que se nos ha hecho a todo el mundo. Nadie está pidiendo lo que no le corresponde porque nosotros no tenemos picardía para hacer eso. Lo saben los que están ahí, que lo que estamos pidiendo es lo nuestro. Quien tiene que solucionar esto es el banco. La señora Botín, así, sacará su empresa y su cabeza alta. La gente hemos ido ahí porque la firma era el Santander y nuestro dinero estaba depositado en el Santander.

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *