¿Qué son las exclusiones del seguro de vida?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El seguro de vida es un medio de proteger económicamente a los seres queridos de quienes lo contratan. Sin embargo, no todo vale y existen situaciones que no están cubiertas por las aseguradoras. Se trata de las exclusiones del seguro de vida, circunstancias que es importante saber qué son para tenerlas en cuenta a la hora de firmar la póliza. 

¿Qué suele cubrir un seguro de vida?

Como ya hemos dicho, el seguro de vida sirve para brindar un apoyo económico a tus seres queridos ante ciertas situaciones. Se trata de situaciones como el fallecimiento del asegurado, sufrir una invalidez permanente, un accidente… 

No obstante, las aseguradoras asumen un riesgo, y éste es su criterio a seguir para determinar las garantías y coberturas incluidas y excluidas de la póliza. Es decir, a mayor riesgo asumido por la aseguradora más caro será el seguro. Precisamente por eso, hay riesgos inasumibles por la aseguradora que no quedarán cubiertos por la póliza.

¿Qué son las exclusiones del seguro de vida?

Lógicamente, debe haber ciertos límites que garanticen que la aseguradora no va a ser víctima de un fraude ni va a perder dinero. Se trata de las exclusiones del seguro de vida, es decir, situaciones en las que el beneficiario no tiene derecho a cobrar el capital asegurado

Para considerarse exclusiones deben aparecer como cláusulas en el contrato del seguro, firmado por el tomador y la aseguradora para su completa validez.

Es difícil determinar una lista exacta de exclusiones del seguro de vida, pero por lógica, y por ley, las aseguradoras suelen coincidir en la mayoría. 

Suicidio

¿Qué son las exclusiones del seguro de vida?

Ésta es una exclusión particular, pues no es permanente. Es decir, según el artículo 93 de la Ley del Contrato de Seguro no deja cubrir el suicidio en el primer año del contrato. Transcurrido ese período de tiempo, sí cabe la posibilidad de incluir el suicidio en las coberturas del seguro. 

Esto se debe a que la aseguradora, además de cumplir con la ley, debe también evitar el riesgo de fraude. Puede darse el caso de que una persona tenga intenciones de suicidarse y antes quiera dejar un dinero extra a sus seres queridos. 

Muerte causada por el beneficiario

O en otras palabras, que el beneficiario asesine al asegurado. En este sentido, el asegurado debe tener cuidado con quien nombra como beneficiario. Aunque es algo inusual, puede ocurrir que exista un interés por el dinero de la póliza que lleve al beneficiario a cometer este acto.

Por otra parte, puede haber otros beneficiarios que no sean responsables de la muerte del asegurado. En este caso, estos beneficiarios sí que recibirían el capital.

Fallecimiento por actos imprudentes

Existen ciertas actividades que suponen un claro riesgo para la vida. Es por eso que lo más habitual es que éstas formen parte de las exclusiones del seguro de vida. Suelen ser actividades como las siguientes:

Consumo excesivo de alcohol y drogas 

¿Qué son las exclusiones del seguro de vida?

Es decir, si el asegurado muere por sobredosis de alguna de estas sustancias, los beneficiarios no cobrarán el capital.

Conducción temeraria

Por ejemplo, conducir por encima de los límites establecidos, participar en carreras ilegales, etc. 

Accidente aéreo en un medio no autorizado

Se trata de un caso parecido al de los automóviles. Si el asegurado fallece en un accidente en un medio no autorizado para el transporte de viajeros, sus beneficiarios no cobrarán el capital.

Deportes de riesgo 

Las aseguradoras suelen excluir deportes que tienen una alta probabilidad de morir en su ejercicio (puenting, paracaidismo…).

Excepciones

En algunos casos, las aseguradoras sí efectúan el pago del capital a pesar de tratarse de un caso poco habitual. Por ejemplo, existen seguros que cubren expresamente el fallecimiento de personas que practican motociclismo, automovilismo, alpinismo, aviación deportiva, tauromaquia, esquí fuera de las pistas habilitadas, etc. 

Por otra parte, es posible que se produzca el fallecimiento del asegurado en circunstancias contempladas dentro de las exclusiones de vida, sin embargo pueden ser situaciones cubiertas por el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). De modo que en este caso no será la aseguradora quien pague la indemnización, sino el CCS.

 

Sea como sea, tener un seguro de vida adecuado es muy importante, y para ello, la clave es comparar seguros de vida. Por eso, te animamos a utilizar el comparador de seguros de vida. Con él podrás comparar y elegir el seguro que más se adapte a ti y a tus circunstancias. Date prisa antes de que sea demasiado tarde, esta es la mejor forma de hacerlo y la más sencilla ?✅?

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.